El Blog de la Viticultura Heróica

De viaje por los monasterios de la Ribeira Sacra: Santa María de Montederramo, San Pedro de Rocas y Xunqueira de Espadañedo

En Ponte da Boga seguimos de viaje por la Ribeira Sacra, el lugar en el que crecen nuestras viñas pegadas al río Sil y entre piedras que evocan al románico. Y precisamente esas piedras son las que vamos a visitar hoy.

Si en el último post conocíamos los monasterios de Santo Estevo, Santa Cristina y San Paio de Abeleda, hoy es el turno de otros tres templos de la Ribeira Sacra: Santa María de Montederramo, Xunqueira de Espadanedo y San Pedro de Rocas.

Santa María de Monterramo

El monasterio de Santa María de Montederramo está situado en pleno centro del pueblo de Montederramo y conserva actividad ya que parte de la construcción es un colegio infantil.

Fue fundando como monasterio benedictino en el XII, pero más tarde pasó a formar parte de la orden cisterciense. De hecho, fue en 1528, cuando se unió a esta congregación, cuando comenzó una importante reconstrucción del edificio, incluyendo la iglesia. De hecho, combina los estilos románico, renacentista y barroco.

Este sobrio templo de planta de cruz latina y tres naves, fue encargado al jesuita Juan de Tolosa. Destaca la fachada del edificio, ya que es una de las principales representaciones de la arquitectura renacentista gallega.

En el interior, resalta el retablo mayor en madera tallada, obra del gallego Mateo del Prado y que representa escenas del Nuevo Testamento.

Respecto al monasterio, lo más importante son sus dos claustros: el procesional y el de hospedería. Este último recibe su nombre de que era el lugar en el que se acogía al que buscaba hospedaje en Montederramo.

En el siglo XIX, con la desamortización de Mendizábal, el monasterio pasó a manos particulares y a día de hoy parte de las dependencias siguen así.

San Pedro de Rocas

El monasterio de San Pedro de Rocas, en el Ayuntamiento de Esgos, es uno de los más curiosos de la Ribeira Sacra porque parte de él está excavado en roca viva, como la iglesia y el campanario, símbolo de esta edificación. De hecho, la construcción está rodeada de formaciones rocosas, en el monte Barbeirón y se presupone que de ahí viene su nombre.

Se trata de una de las construcciones más antiguas, casi de carácter primitivo, se entiende que relacionada con los primeros asentamientos de ermitaños en la zona. Por ello, este recinto tiene un importante valor antropológico.

Su origen, contrastado gracias a la lápida fundacional, data de 573, cuando siete hombres escogen este enclave para retirarse a orar. Así, la iglesia es uno de los templos cristianos más antiguos que se conocen. Sus tres naves están excavadas en la roca y la central cuenta con una abertura para permitir el paso de la luz. En una de las capillas se descubrió un fresco con imágenes de los apóstoles y un mapamundi.Además, su antigüedad le otorga peculiaridades como los sepulcros de la iglesia con figuras esculpidas.

Durante tu visita, no te olvides de seguir el camino de la montaña hasta la fuente de San Bieito, también excavada en roca, y de la que se dice que sus aguas son milagrosas.

Xunqueira de Espadañedo

El de Xunqueira de Espadañedo es uno de los monasterios más visitados de la Ribeira Sacra. Aunque no se conoce la fecha exacta de su fundación está demostrada su existencia desde el año 1174. Nace de un cebonio benedictino, pero a finales del XII pasa a ser un monasterio cisterciense junto a su vecino Montederramo, con el que también comparte los estilos románico, barroco y renacentista.

De la época medieval es la iglesia y en su interior destaca el altar de piedra, la pila bautismal y los capiteles decorados con motivos vegetales, igual que la puerta de la entrada norte.

En el siglo XVI la edificación sufre importantes modificaciones y gracias a ellas hoy podemos disfrutar de un claustro renacentista de grande valor artístico, junto a sus relojes de sol. También el mobiliario litúrgico es de épocas modernas.

Llaman la atención las curiosas caricaturas que están pintadas sobre la madera  del artesonado del techo.

A día de hoy la iglesia sigue funcionando como parroquia mientras que el monasterio acoge oficinas municipales.

Una vez termines tu viaje por los monasterios de la Ribeira Sacra, recuerda que a solo media hora de Xunqueira de Espadañedo, te esperamos en Ponte da Boga.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.