El Blog de la Viticultura Heróica

El sabor de la tradición en “Las recetas de mamá”

Recetas de mama

Ana es de La Rambla, un pueblo de la campiña cordobesa. Ha sido profesora de Historia de América en la Facultad de Filosofía y Letras y desde hace unos meses disfruta de la jubilación. Es madre de tres hijos y ahora abuela de una niña preciosa que, confiesa la “tiene encantada”. A Ana le encanta viajar y  la naturaleza. Es una lectora empedernida y amante de las manualidades. Pero si tiene un hobby por excelencia, ese es la cocina.

Y es que todo comienza con una libreta verde y sigue con otra que acaba convirtiéndose en el título de su blog “Las recetas de mamá” . Aquí encontramos desde tradición a otras recetas especiales para principiantes. ¿Entramos en su cocina?

Ponte da Boga.- ¿Cuál es la historia de esa libreta que mencionábamos en la introducción?

Ana Prieto.- Una es una libreta verde con tapas de hule en la que copié hace muchos años las recetas de mi abuela, un recetario que le escribieron a ella cuando se casó en el año 1913. Tiene algunas recetas irrealizables y otras fantásticas que en casa seguimos haciendo tal cual. Esa fue mi primera libreta de recetas que completé con algunas recetas de mi madre.

PdB.- Podría decirse entonces que el blog pertenece a un pedacito de tu familia también, ¿no?

AP.- Sí, no puede ser de otra manera. Empecé a escribir las recetas para mi hijo mayor cuando se independizó, eran recetas sencillas y muy ricas. Eran las recetas de casa y mis hijos me animaron a seguir porque querían también conservar los platos y los sabores familiares y que no se perdieran las tradiciones de casa y esos platos ricos de siempre.

PdB.- ¿Cuál dirías que es la receta que identifica “Las recetas de mamá”?

AP.- Con casi 1000 recetas publicadas eso es difícil de decir. En la categoría de carnes y recetas antiguas, el “lomo a la canela”, una de las recetas de mi abuela, que como es tan fácil de hacer y está tan rico, no falta en casa en las ocasiones especiales y es uno de mis platos de Navidad. Si tengo que elegir uno de verduras, me decanto por las “alcachofas de casa” y en cuanto al postre, el “tocino de cielo”, o el “tocino de cielo sobre tarta de queso”.

PdB.- ¿Qué más tipos de recetas compartes?

AP.- Las recetas que comparto son las que hago para casa, por eso hay recetas de todo tipo, ligeras y más contundentes, de comida de diario y festivas, dulces y saladas.

PdB.- Vemos que en la bitácora hay una sección dedicada a los libros. Y es que “Las recetas de mamá” ¡se puede encontrar en papel!. ¿Cómo ha sido ese paso?

AP.- Eso ha sido una experiencia increíble. Desde Plataforma Editorial se pusieron en contacto con nosotros y el resultado ha sido los tres libros de los que soy autora: Recetas de Mamá, Dulces y postres de Recetas de Mamá y Recetas de Mamá para celíacos.

PdB.- ¿Crees que Internet ha influido negativamente en la compra de libros de recetas o, por el contrario, conviven amistosamente?

AP.-  Al contrario, creo que los editores han encontrado un buen filón en los blogueros gastronómicos: buenas recetas, de las que salen siempre y ademas buenas fotos. La prueba está es que las estanterías de las librerías están llenas de libros de blogueros.

PdB.- ¿Qué otros blogs recomendarías no perderse?

AP.- Imposible citar solo unos cuantos. Yo sigo a muchos, y tengo un buen numero de ellos reseñados en mi blog.

PdB.- Se acercan fechas navideñas… ¿Debemos lucirnos con nuestros platos o no es un buen momento para hacer experimentos?

AP.-  Yo suelo ir a lo seguro y soy bastante tradicional. Pero no todo es tradición, diría que al menos un 20% de lo que va a mi mesa es novedad.

PdB.- ¿Que número de platos serían para ti los ideales para estas fechas?

AP.- ¡Qué complicado es contestar a eso!. Para mí depende del número de comensales. En Nochebuena estamos poquitos y suelo poner una cena ligera: un buen consomé y casi con el picoteo de jamón, marisco y poco más nos quedamos. Para la comida del día 25 somos muchos a la mesa y entonces preparo muchas cosas, poquito de todo, pero muy variado: así se cubren los gustos de todos. En Nochevieja hacemos cena de picoteo y para el día 1 una comida muy ligera: consomé algo de verdura y una buena macedonia de frutas.

PdB.- ¿Crees que normalmente pecamos de “excesivos”?

AP.- Creo que sí, que terminamos saturados. Yo procuro calcular bien para evita luego estar repitiendo las sobras una y otra vez.

PdB.- ¿Cómo de importante es para ti la decoración en la mesa?

AP.- Es importante, me gusta una mesa bien puesta, pero no suelo poner adornos navideños en ella.

PdB.- ¿Sueles introducir el vino en tus platos?

AP.- Me gusta mucho cocinar con vino, tinto o blanco, aunque tengo más platos cocinados con vino blanco, quizás porque soy de la zona de la DO Montilla Moriles y eso creo que se influye. Pero también he utilizado el tinto, incluso para postres: hago un bizcocho de chocolate y vino tinto que está espectacular o una tarta tropical de chirimoya cubierta con gelatina de peras al vino tinto que es una delicia. Soy más de tintos para beber y de blancos para cocinar.

PdB.- Por último, ¿podrías compartir con nuestros seguidores una receta navideña que contenga uva o vino?

AP.- Ya que empecé hablando de las recetas de mi abuela, sugiero el “lomo a la canela”, que suelo servir con una reducción de Pedro Ximénez. Es ideal para hacer de una comida un momento especial.

 

LOMO A LA CANELA 

Lomo a la canela

Ingredientes:

  • 1 cinta de lomo, en este caso de de cerdo ibérico
  • 1 canela en rama
  • Vino
  • Unas hojas de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

 

Preparación:

En primer lugar se ata el lomo, de este modo queda mejor para trincharlo. Se cubre el fondo de una sartén con el aceite de oliva y se añade el lomo, la canela, el laurel, la pimienta y la sal. Se medio cubre de vino y se deja cocer a fuego medio hasta que el lomo está tierno.

Se acompaña de una reducción de Pedro Ximénez:

Ingredientes:

  • 1 botella de vino Mencía Ponte da Boga
  • 200 ml nata
  • Zumo de naranja de 1/2 naranja
  • 1 cucharadita maizena
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Se pone en vino en una cazuela en el fuego y se deja hervir hasta que se consigue que quede reducido a la mitad del volumen, en ese momento se le añade la sal, la pimienta, el zumo de naranja con la maizena disuelta en él y la nata, y se mantiene en el fuego durante unos diez o quince minutos más.  

En cualquier caso se puede acompañar de alguna salsa o puré, ya que le sienta muy bien lo agridulce o el huevo hilado.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *